martes, 20 de enero de 2009

Don Isótopo. By Manuel Vázquez.

7 comentarios:

Margarito Plexiglás dijo...

mmmm... ¿a quién recuerda don isótopo si le quitamos el bigote y el sombrero?

fan de vázquez dijo...

Totalmente, una mañana recién afeitao y sin sombrero y aparece...
...Mortadelo !!!

Cybernapya dijo...

La pena que yo tengo es que no llegamos a conocernos personalmente... Tengo por ahí un dibujillo que me hizo. ¿Cómo te lo puedo mandar? Aparte, también hay otro documento interesantísimo...
Un abrazo,
Gabriel

fan de vázquez dijo...

Pues a
fandevazquez -arroba- gmail.com
Y te entiendo, con Vázquez hay unas cuantas cuentas que quedaron pendientes y no me refiero a deudas, JA,JA !!! pero bueno, con este tipo de blogs y otros foros podemos mandarle un abrazo allá donde esté.
Un crack !!!

J Ngmt dijo...

Yo también soy un gran admirador del tan genial como injustamente olvidado Vazquez; así que me quito el sombrero ante este tipo de iniciativas y la gente que dedica su tiempo y su esfuerzo a la hora de parirlas, desarrollarlas y mantenerlas.

Un apunte breve: La aparición de Vázquez (como Goyo Menendez) en un par de historias de los albunes "Los profesionales" del no menos genial Carlos Gimenez.

Un saludo.

Cybernapya dijo...

Tengo una duda para los que lo conocísteis...¿a vosotros también os decía que la modestia era para los tontos?

fan de vázquez dijo...

J Ngmt: gracias por los ánimos y por el apunte. A ver lo que dura este blog , lo que estoy seguro es que con lo que hay ya, muchas personas podrán por lo menos tener cierta idea de por donde van los tiros y eso ya es algo, más teniendo en cuenta que hay poca información en la red. Incomprensiblemente. Y además dispersa.
Así que aquí, a centrar la cosa todo lo que se pueda. También es cierto que no mantengo orden ni concierto, sin embargo, no se puede tener todo en esta vida.

Cybernapya: Esa frase la he leído. No “conocí” a Vázquez, solo pude hablar con él en tres o cuatro ocasiones, y esos momentos, me dieron la oportunidad de quedarme rendido a sus pies para los restos.
Es lo que tienen los Genios… que alucina uno pepinillos.